lunes, 4 de abril de 2011

Se nos escapa la arena



Todo el poder material se va escapando, como arena entre los dedos... y al universo parece darle igual nuestro destino, hoy se pondrá el sol, mañana volverá a amanecer dando la luz y el calor a aquellos seres que habiten el planeta en ese instante...

Uno se da cuenta que en la vida, casi todo se olvida y al final queda una fina guía en el recuerdo de quienes tu criaste o amamantaste.

Detalles perdidos, ilusiones derribadas por terceras personas cegadas en la oscura codicia. Todo ello se suaviza, mientras tu te vas yendo en cada amanecer. Tus ramas estan viejas, quebradizas y desnudas, no quedan mas frutos por dar a los demás. Amenaza la mirada de la soledad ante tanta deshumanización mundial.

El montón de arena que representa a la vida se escurre en nuestros dedos y tan sólo queda un pequeño montículo en la palma de la mano, esperando que el viento lo devuelva al mar...

Cansado de lo mismo, de la misma gente que no vale nada, mis azules ojos se entristecen en el azul del mar... al fin de al cabo somos parte de lo mismo.

Tan sólo satisfecho de haber hecho feliz a las personas que amé aquí en la tierra. Y sólo por ello, mi existencia mereció la pena.

Nada me falta entonces allá hacia donde tenga que partir...



Poema


Entre mis manos cogí
un puñadito de tierra.
Soplaba el viento terrero.
La tierra volvió a la tierra.
Entre tus manos me tienes,
tierra soy.
El viento orea
tus dedos, largos de siglos.
Y el puñadito de arena
-grano a grano, grano a grano-
el gran viento se lo lleva.

Dámaso Alonso

No hay comentarios:

Publicar un comentario