jueves, 9 de septiembre de 2010

La Ley del Mínimo Esfuerzo

Cansado de escuchar buenas palabras de los mismos de siempre, que una y otra vez suenan a música empalagosa...

Aquí pego un párrafo que me ha parecido interesante, sobre la llamada "Ley del mínimo esfuerzo"

"Creo sinceramente que nuestro país está cogiendo un rumbo equivocado. Creemos que ya lo tenemos todo, no valoramos el esfuerzo personal, la perseverancia, el gusto por hacer las cosas bien. Y no me refiero a un nivel de la sociedad en general, no, creo que en estos momentos lo que digo es extrapolable a todas las capas.

Nuestros empresarios, en vez de buscar la calidad y la excelencia profesional buscan simplemente el éxito fácil, el llamado pelotazo. Nuestros funcionarios, en vez de buscar la excelencia del país, buscan la ganancia personal. No critico a nadie, y critico a todos al mismo tiempo. Hemos olvidado que lo que hace de un país una potencia, es la mejora de todos, y la mejora de cada uno. Creemos que los otros deben hacer cosas para que nuestro mundo, nuestro entorno, nuestra educación, nuestra dieta, nuestro todo…mejoren. Creemos que si algo no va bien, es culpa de los otros. Y lo creemos todos. Hoy en día, en España no prima la excelencia, no prima hacer subir al país. No prima la inversión en educación, ni tampoco el ofrecer trabajo bien remunerado a los profesionales más excelentes. Nuestros mejores científicos, economistas, intelectuales se van fuera del país. Por qué? Porque estan mal pagados, porque no hay otros como ellos aquí, porque aquí no estan valorados.

No hacemos nada para que nuestro país mejore, ni para retener en él aquellas personas que sí que podrían hacerlo. Tan sólo queremos una clase media, sin aspiraciones, que se dedique a claudicar ante los políticos y no tenga capacidad de cuestionárselo todo. Políticos corruptos, sin ánimo de mejora del país, que se rigen por la ley del máximo beneficio, con el mínimo esfuerzo. Cuánto debemos aprender!

En la vida, el fracaso no es fracasar, el fracaso es no levantarse y enfrentarte de cara a esos problemas que no te dejan dormir. En Japón lo tienen bien claro, y por eso es una potencia tecnológica y económica mundial. Lo que digo se ve en todas las capas de la sociedad, por ejemplo, simplemente analizando un poco el elemento japonés característico: el manga y el anime. Todos tienen una característica básica. En todos, y digo todos, el personaje encarna a una persona con muchos defectos, pero que gracias a su voluntat, consigue convertirse en una especie de héroe. Por ejemplo, en Naruto. Quizá ahora penséis, bueno, una serie manga, qué nos pueden enseñar unos dibujos! Pues bien, durante toda la serie, se trata de inculcar al espectador, que uno nunca se debe rendir, que se debe luchar hasta el final, que, a pesar de las adversidades, si te esfuerzas, todo acabará por llegar. Viene a decir que no nos debemos contentar con lo que tenemos, tenemos que esforzarnos para que el mundo sea mejor.

Es curioso, como en japón se utiliza las series como elemento socializador, intentan inculcar a los jóvenes la mentalidad de mejora personal, mientras que aquí nuestras ’series’ son subproductos como ‘upa dance’ o ‘gran hermano’ que lo único que transmiten es la vagancia, el vicio y la ley del mínimo esfuerzo. Así estamos, y este es nuestro país.Quizá es momento que los jóvenes intenten hacer algo para mejorarlo."




No hay comentarios:

Publicar un comentario