domingo, 13 de septiembre de 2009

Taxista en Zaragoza, busca tesoros perdidos en Océanos de la Tierra





En la red se pueden encontrar opiniones en diferentes blogs y casi siempre suelen ser gotitas de rocío que resbalan por nuetros poros, aunque algo queda en la piel. Siempre se aprende algo nuevo.

No es muy normal que encuentres pequeños tesoros escondidos en formularios de comentarios, pero en éste caso me sentí identificado y no sólo eso... quise quedármelo por su interesantísimo contenido humano y práctico.

Su autor es Alberto, podría llamarse Juan, es decir no tengo ni idea quien es. Aunque bien poco que importa eso.

"Mi actitud no se basa en decir lo que pienso, sino en actuar como me gustaría actuar de verdad, en decir y hacer todo lo que creo que en un momento futuro me puedo arrepentir de no hacer. Es vivir el momento, el "di que si".

¿Te invitan a una fiesta? No tendrás ganas, pero di que sí, que no te arrepentirás porque conocerás a gente nueva y fantástica que a lo mejor te alegra no solo el dia, sino la vida.

¿Quieres querer hacer algo, quieres hacerlo en realidad pero no tienes fuerzas, estás desganado y te apetece dejarlo para más tarde? Solución: Di que sí a todo

Ayer no tenía ganas de ver a cierta gente, pero acepté reunirnos un poco por guardar las apariencias y tal...y aparte que los echaba algo de menos. Dije que sí y terminé la noche riendome como hacía meses que no lo hacía junto a gente nueva y con una oferta de trabajo más y varios piropos a cuestas.

Acabé a las tantas medio muerto de cansancio en la cama, pero prefiero cansado en cuerpo que en alma, que sería lo que habría ocurrido si no hubiese salido.

Aquí no hay instinto, dejaros de comer la cabeza con eso. Esto se basa simplemente en vivir, moverse más y mentalizarse sobre todo de que la gente no nos mirará nunca tan mal como creemos. Es más, sé más atrevid@ y gustarás más a la gente.

Soy infinitamente más feliz, porque cuando ahora digo a alguien lo cojonudamente bien que me cae, no me estoy guardando ese sentimiento, es como si me quitase una espina que me quita carga de encima y me libera más.

No te arrepientas de lo que hagas porque siempre lo harás con tus mejores deseos e intenciones para contigo o para con los demás, arrepientete de lo que no hagas."


Alberto G.



7 comentarios:

  1. Hola, éste blog me gusta mucho. Tienes bonitos recortes e historias.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. Ey,hermanito, la nueva imagen esta muy pero muy buena, da gusto visitarte, mandame algun dato de donde extraes tan buenas plantillas.Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias fiera, me alegra de que te haya gustado mi punto de vista.
    Dentro de unas semanas también lo expondré en mi futuro blog. ¡Espero poder encontrarte por alli!
    ¡Un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con esta..

    ¿Te invitan a una fiesta? No tendrás ganas, pero di que sí, que no te arrepentirás porque conocerás a gente nueva y fantástica que a lo mejor te alegra no solo el dia, sino la vida.

    Que razón tiene esa frase :)
    Ayer me ocurrio, despues de 8h de trabajo, estar de "guardia" durante el resto del dia y los 100 kms entre ida y vuelta, merecieron la pena..

    Moraleja: El dia que dices hago acto de presencia, o haces cosas sin haberlas planeado es el dia que mejor sale todo.. :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Mario toma nota: La cabecera de la manzana es de:

    http://www.freewebpageheaders.com/gallery/
    La plantilla sencillísima de conseguir en:

    www.decoratublog.blogspot.com

    Me alegro de que te guste, a ver si te animas y lo "tuneas" el tuyo.

    Un abrazo Mario

    ResponderEliminar
  6. Alberto G. vaya sorpresa, no esperaba que me respondieras, con tanto anonimato que hay por las redes... Un placer ver tu imagen (la cara es el espejo del alma)...

    Un gran saludo y cuando tengas el blog me avisas, aunque ya estaré pendiente yo... jajajaja!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Así es Tecnology, basta que planees algo para que no salgan bien las cosas, es mejor dejarse llevar, pero claro, las oportunidades hay que aceptarlas como dice Alberto G.

    Un saludo.

    ResponderEliminar