lunes, 8 de noviembre de 2010

Por el interés te quiero Andrés...



"Un matrimonio estaba comiendo en un restaurante. En un momento, observan que entra un amigo de ambos acompañado de una desconocida. La señora le comenta a su marido:- Ese que ha entrado es Juan, ¡pero ésa no es su mujer!

- No, es su amante- dijo el hombre calmadamente.La mujer comenzó a criticar la actuación de su amigo y el marido la paró en seco diciéndole:– No te metas en esos asuntos, ¡deja que los otros vivan su vida!

El matrimonio sigue comiendo, cuando se acerca a ellos una chica muy guapa, que le dice al marido:

- Me dejaste esperando ayer.

- Sí, se me presentó un problema. Pero paso por tu casa hoy.

- Ok, nos vemos – dice la chica, retirándose de la mesa ante el asombro de la mujer, quien le pregunta a su marido:

- ¿¿¿QUIÉN ES ESA???

- Esta es mi amante- le aclaró el hombre.

La mujer se puso como loca, histérica y comenzó a gritarle al marido, pidiéndole hasta el divorcio.

- No hay problema, te doy el divorcio. Pero acuérdate de que todos mis bienes son propios y por eso el chalet, la casa de fin de semana, el yate y las empresas están a mi nombre. Ve olvidándote también de las vacaciones cada tres meses y de tus caprichos, que te pasas la vida visitando a tu familia, cafecito con amigas, las mejores playas, viajes y ¡¡ah!! y de tus tarjetas de crédito, el pago de todos los servicios de la casa, tu ropa de marca, zapatos, tus Spa’s, tu psicologo, profesor de tenis clases de filosofía, tu coche último modelo y la pensión de tu madre

La mujer se queda callada y tras analizar la situación, le dice al marido…

-Nuestra amante es mucho más guapa que la de Juan… ¿Has visto cariño? "



1 comentario:

  1. Por todo eso igual yo también te dejo tener una amante,jejeje

    ResponderEliminar